sábado, 3 de septiembre de 2016

III Cata del Tomate 2016.

Como en años anteriores el BSAP (Banco de semillas del Alto Palancia), realizo la III cata del tomate tradicional del Alto Palancia. Este año contó con la colaboración del pueblo de Sot de Ferrer.

 
Sot de Ferrer  es un municipio de la Comunidad Valenciana. Situado en la provincia de Castellón y perteneciente a la comarca del Alto Palancia.
 Se realizo en un paraje estupendo, donde pudimos contar con la sombra de unos arboles centenarios , que refrescaron el día de calor.

Gracias a la colaboración de amantes del cultivo del tomate pertenecientes a pueblos del Alto Palancia, así como a otros pueblos de la provincia de Castellón, Valencia y Teruel. Se consiguió que este año se pudieran exponer 86 variedades de tomate distintas.
Destacando más de 25 variedades de tomate de colgar, un tomate muy apreciado en estas tierras por su sabor y poder mantenerlos durante mucho tiempo con los mínimos cuidados.
Entre estas variedades pudimos contar con
colgar de Segorbe, Soneja y Chovar.
También hubo una destacada representación de tomate tipo valenciano, así como un nutrido grupo de cherry de diferentes tamaños y colores que fueron el encanto de nuestros pequeños.
Algunas variedades más exoticas pero que llevando unos años ya plantándose en nuestras tierras, se han convertido ya en un complemento más de nuestras ensaladas.
Hay que destacar el osu, copia o cebra que llamaron mucho la atención.
El referente de esta exposición fue la cata de diferentes variedades por el publico asistente, así como su posterior puntuación para saber que tomate era más valorado como en jornadas anteriores.
Se hicieron diferentes grupos donde se englobaron variedades más o menos afines, en cuanto a forma, color o sabor.
También se contó con una pequeña exposición de gallina Serrana de Teruel, a cargo de miembros de AVIGASTER.

También hubo intercambio de semillas y plantel por parte del Banco de Semillas del Alto Palancia, así como un stand de la biblioteca colectiva del Ateneo Libertario de Segorbe.
El evento finalizo con una comida de hermanda entre todos los asistentes que quisieron quedarse y disfrutar de la paella entre charlas de tomates, con animo de ir preparando la cata del próximo año.