domingo, 8 de mayo de 2016

PLANTACIÓN DE TRIGO

               

A finales de febrero, cuando ya se estaban terminando las coles, y aprovechando que aún nos quedaba algo de trigo de la variedad Florence Aurora, decidimos preparar el terreno y realizar la plantación.
Lo primero fue retirar las coles que quedaban y gastarlas como alimento para nuestros conejos.
Una vez retiradas todas, excepto alguna que dejamos siempre para posteriormente sacar semillas que plantaremos para próximas temporadas.
Labraremos el terreno, allanaremos y luego sembraremos el trigo esparciéndolo con la mano y controlando que se reparta homogéneamente en todo el terreno.
Terminando pasando una caña por toda la superficie para que se queden los granos de trigo tapados para su germanización, y también para protegerlo de las aves y las hormigas.

Hoy en día se cultivan dos especies de trigo, al menos en los países de Europa occidental: el trigo blando que se utiliza para harina y sémola de trigo duro que se utiliza principalmente para la fabricación de pasta.
Hay muchas variedades de trigo blando. En Francia, donde nació el Florence Aurora, hay cerca de 200 variedades aprobadas, la mayoría de los cuales no tienen más de veinte años de antigüedad.
Esto significa que las variedades antiguas no son fáciles de encontrar.
El Florence Aurora es un trigo de primavera y quizás el mejor para hacer pan, fue inscrito en 1963 en Francia por Caussade Semences.
Después de  comentar un poco la historia de este trigo, y habiendo pasado cerca de tres meses desde su siembra, os dejamos con esta foto de como se encuentra en la actualidad. Esperando unos meses a que este preparado para cosechar un poco para hacer ese estupendo pan y el resto para alimento de nuestros animales.

Ya empiezan a salir las espigas