viernes, 26 de febrero de 2016

Repicado de lechugas



En esta ocasión vamos a explicaros como realizamos el repicado, y para ello lo vamos a poner en practica con una plantación de lechugas, aunque lo podéis realizar con cualquier tipo de plantas que necesitéis. 

Pero primero os voy a contar en que consiste el repicado:
-El repicado es un paso intermedio entre la siembra y el trasplante.
Normalmente lo realizaremos cuando el lugar donde hemos hecho la siembra, se nos queda pequeño o tenemos mucha densidad de plántulas. Como es el caso que vamos a tratar en este apartado.

Tambien se realiza cuando se quiere controlar el crecimiento de las plántulas y su enraizamiento antes de pasarlas al sitio definitivo.

Las lechugas las plantamos hace unas semanas en un recipiente de los que se utilizan para el transporte del pescado, y que hemos recuperado de la basura para tal fin, y utilizaremos todas las veces que nos sea necesario.

Como se puede ver han nacido un buen puñado de lechugas ,y al final terminarían por envarillarse y no podrían desarrollarse para su posterior trasplante. Ademas que las raíces formarían un entramado que se rompería a la hora de sacarlas. 

Con lo cual vamos a preparar una bandeja de alvéolos, donde pondremos un buen sustrato el cual regaremos ya que nos facilitara la labor a la hora de hacer unos agujeros en el sustrato con la ayuda de un lapicero, o cualquier cosa que tengamos a mano. (El echo de regarlo es porque si no al intentar hacer el agujero con el lapicero el sustrato vuelve al sitio al quitar el lapicero)

Como se aprecia en la figura con un palo también podemos hacer los agujeros

El lugar donde tenemos las lechugas también lo regaremos y con la ayuda de un utensilio, (yo en este caso lo he hecho con la navaja, pero casi mejor con un tenedor) sacaremos las plantulas con mucho cuidado de no romper las raices y procurando estar en un sitio donde no les de el sol, ni haya corrientes de aire que las pueda secar. Hay que tener en cuenta que son muy débiles.
Aquí podemos ver las raicillas de la planta

Las separaremos con cuidado y las iremos poniendo en los agujeros que hemos realizado anteriormente, presionando el sustrato de alrededor y una vez las tengamos terminadas regaremos.

Una vez realizado este trabajo solo nos quedara esperar a que estén mas desarrolladas y se encuentren en buenas condiciones, para trasplantarlas al lugar definitivo.
Después de unos días vemos como van creciendo